Navajo Bridge

con No hay comentarios

[NAVAJO BRIDGE]

 
 

Navajo Brigde-portada-juan-barral
A pesar de que en medio del mapa se nos sugería, en grandes caracteres, preguntar a las autoridades locales por las condiciones y estado de las carreteras -de nuevo en la reserva-, pusimos cara de que no iba con nosotros.
Y, claro, el mapa no nos reprendió.
Así fue cómo gracias a nuestra osadía estuvimos a punto de quedar colgados en medio de ningún sitio, en un tendal abandonado del destino.
Como gracias a una súbita maniobra para dar media vuelta hasta el último cruce y reconducir el despiste, también estuvimos a punto de chocar contra un par de bikers a lo Fonda y Hopper. Tal cual, en pleno viaje de ácido. En este caso, además, eran…
Indios.
Y aquellos dos en concreto, como salidos de una película a punto de filmarse, no hacía falta que se esforzaran en transmitir enfado.
Estaría en el guión de su vida. Sería su papel.
De hecho, casi nos capan con la mirada y creo que nunca mejor que entonces nos vino la pinta Cheyenne de Santos y sus dotes para la diplomacia.
Porque el miedo volvía a saludarnos.